“Siempre he querido pelear contra los mejores”

By Jose F. Sanchez May 2, 2017 Otro Rollo, Sports
emilio chavez
By Jose F. Sanchez | May 2, 2017

Emilio “El Azteca Feroz” Chávez tendrá una dura prueba en su próximo combate del 5 de mayo, en Ventura, California

Combate Americas celebra el Cinco de Mayo con una explosiva cartelera donde varios exponentes latinos de las artes marciales mixtas verán acción dentro de la jaula.

La pelea estelar será entre Emilio “El Azteca Feroz” Chávez, representando a Fullerton, contra José “Froggy” Estrada, de Fillmore. La función será el mismo viernes 5 de mayo en los terrenos de la feria del Condado de Ventura.

Chávez es un veterano en estas lides, con un récord de 11-9 ha peleado contra los mejores, incluso cuando estuvo en las filas del ejército estadounidense. “Cuando me mandaron a Kosovo, estuve en la base por 1 año. Allí había muchos peleadores de Ucrania, de Croacia, y estaban los rusos. En la base yo organicé práctica y teníamos mini torneos con jiu jitsu y kick boxing. Nunca dejé de entrenar”, declaró acerca de su experiencia en combates cuerpo a cuerpo. “Ahorita tengo 30 años y llevo desde los 15 practicando este deporte”, agregó este gladiador nacido en Acapulco, México, pero que lo trajeron a Estado Unidos cuando apenas tenía 3 años de edad.

“Mi primera pelea profesional fue a los 19 años. Cuando empecé no había liga amateur, solo profesional; entonces, cualquier pelea contaba para tu record. Peleé contra los mejores de California, no solamente para inflar mi record de peleas, porque hay muchos que solamente los agarran y les pagan por perder; les ofrecen 200 dólares y unas ‘chelas’ y ya. Yo nunca he tomado una pelea así, siempre he querido pelear contra los mejores. Mis últimas 4 pelas han sido contra campeones y ahorita el mejor es José Estrada”, comentó Emilio.

La pelea de Chávez contra Estrada será en peso ligero (155 libras). El rival del “Azteca Feroz” viene en ascenso con un palmarés de 3-0, todas ganadas antes de la ruta completa. “Tengo amigos que lo han visto practicar – a Estrada – y dicen que se ve ‘chiquito’; yo imagino que él debería pelear en 145 (libras). Yo no tengo problemas para pelear en las 155”, explicó Chávez. Eso y su experiencia pueden ser sus principales ventajas en este combate.

Acerca de su futuro dentro de este deporte, Chávez solo sabe que quiere ser el mejor en cada pelea en la que le toque participar; eso sí, señaló que se retirará cuando salga lastimado de verdad. “Si me dan una paliza que de plano ya no pueda competir, ahí cuelgo los guantes; pero mientras sea competitivo y mis peleas sean cerradas, aquí voy a estar todavía”, advirtió. También dijo que más adelante le gustaría abrir un gimnasio para entrenar a niños y adultos en esta disciplina. “Ese es mi plan. Aquí en esta montaña quiero abrir un gimnasio. Ojalá lo pueda abrir este año”, añadió.

Cuando dice “montaña”, a lo que Chávez se refiere es a la región de Mammoth Lakes, a donde se acaba de mudar porque, como él mismo manifiesta, “necesitaba algo diferente y aquí lo encontré”. Pero mientras llegan más peleas y abre su propio gimnasio, el duro peleador se gana la vida en un hotel de la zona. “Trabajo en mantenimiento; soy plomero, carpintero y hago reparaciones”, expresó este guerrero azteca que no quiere defraudar a sus seguidores, a sus padres ni a él mismo.