“Young Goethe in Love” y el romanticismo puro

By Jose Alberto Hermosillo November 2, 2011 Movie Reviews

Había una vez en Alemania un joven muy apuesto, apasionado y rebelde. Ser poeta era su mayor anhelo, su nombre: Johann von Goethe, hijo de un prestigioso abogado al que le preocupaba su reputación y no los poemas sin rima que escribía el cándido de su hijo.

El joven Goethe estaba a punto de graduarse y seguir los pasos de su padre. En su examen profesional, se le olvida todo sobre las leyes y se mofa de los respetables sinodales, quienes a su vez se mofan de él, lo mismo se burlan sus compañeros de escuela. Era el año de 1772 y corrían los tiempos de la seducción, frescura inocente y del romanticismo puro… 



El frustrado padre de Johann decide mandar al jovial hijo a trabajar a un pequeño pueblo. Ahí, y por las recomendaciones del ilustre abogado, lo pusieron de asistente del fiscal más estricto de la corte, un señor llamado Kestner, quien empieza a tomarle confianza ante la eficiencia y constancia de los escritos que proporcionaba el muchacho, al que veía con mucho potencial.

En una noche de copas, Johann se topa con la bella Lotte, quien le tira el vino tinto en el saco, ella en lugar de disculparse lo pica. Johann queda completamente flechado, al siguiente día, cuando la escucha cantar en el coro de la iglesia, Johann se clava más aún, pues el futuro poeta sentía que escuchaba la voz de los mismos ángeles.

Lo que el joven Goethe no sabía era que esa joven con la que tanto soñaba, ya estaba pedida. El padre de la bella chica tenía problemas económicos y necesitaba la ayuda de un fiscal como el Señor Kestner para salvar la finca y la manutención de su montón de hijos.

Goethe corteja a Lotte, Kestner también la busca, ambos no sabían que estaban amando a la misma mujer. Los cortejos y los paisajes muestran una hermosura sin igual, que se disfruta, porque se vive el amor.

 

A Johann eso del enamoramiento le servirá para afinar su escritura, y a través de sus textos, conquistar el corazón de la bella damisela. La amistad con Kestner también se estrecha, ya que el señor le pide ayuda para poder recitarle textos de amor a su prometida, Johann se los da, sin saber que al final lo terminarán perjudicando.

Todo se desarrolla de forma excitante, casi trágica. Encarcelan a el joven Goethe, sintiendo dolor en cuerpo y alma, encontrará inspiración divina que le permitirá escribir su primer trabajo, al que los expertos catalogan como una obra maestra: “The Sorrows of Young Werther” (“Las cuitas del joven Werther”). En esa novela Goethe narra de manera autobiográfica los acontecimientos presentados en esta romántica película que se disfruta de principio a fin, porque nos adentra en los primeros pasos de la vida de uno de los más grandes poetas y filósofos en la historia. Lo que para los ingleses es William Shakespeare, para los españoles es Miguel de Cervantes Saavedra, para los franceses es Víctor Hugo, para los italianos lo es Dante Alighieri, y para los alemanes (y generaciones de románticos) es… Johann Wolfgang von Goethe.

Puedo afirmar que esta pequeña gran película alemana está a la altura de “Amadeus”, “Shakespeare in Love”, y no busca de ninguna manera la controversia que encontró “Anonymous”.

Vale la pena ver una cinta de época como “Young Goethe in Love”, dirigida por Philipp Stölzl quien la hizo con gran autenticidad, porque en nuestra mente y nuestros corazones siempre hay cabida para el romance y el buen cine.